Jueves, 21 Julio 2016 11:59

Emprendimiento e innovación desde la escuela

Escrito por

En la actualidad vemos como en la educación superior las mallas curriculares de diversas carreras profesionales y técnicas han ido incorporando ramos y/o cursos de emprendimiento e innovación, teniendo como norte crear una cultura emprendedora no sólo en las carreras ligadas a la ingenierías, que desarrolle esta actividad y por ende, también las habilidades que se generan a la hora de emprender.

Si bien esta situación es más que positiva, se extraña que en los colegios no ocurra lo mismo, pese a que es en esta etapa donde se pueden desarrollar con mayor facilidad las habilidades emprendedoras y de innovación debido a la flexibilidad que presentan los jóvenes a esa edad y porque aún éstos se están formando, siendo esto un elemento clave para generar un pensamiento y/o lógica, junto con habilidades blandas, acordes a las necesidades que demanda el Siglo XXI.

El documento “Pilotos para la incorporación de habilidades de innovación y emprendimiento en el sistema escolar " (2015) del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, muestra algunas experiencias de emprendimiento en el sistema escolar, ejecutadas por organismos con y sin fines de lucro, de carácter público y privado, que han estado relacionadas con mejorar e incorporar habilidades y competencias para el emprendimiento e innovación.

Si bien estas experiencias han sido exitosas, han sido hechos puntuales, situación que contrasta con la realidad en el extranjero donde vemos cómo se han ido generando programas a nivel nacional y en donde se hace un seguimiento al alumno durante las distintas etapas educativas.

Por ello creemos que para desarrollar una cultura emprendedora, en donde se le enseñe a las personas desde niños cómo resolver y generar soluciones ante distintos problemas y escenarios, se debe tomar en serio esta tarea, incorporando en los distintos ciclos educativos herramientas que enseñan acerca del emprendimiento e innovación.

Primero vendrá la formación en emprendimiento para luego, en enseñanza media, avanzar hacia las competencias que se requieren para emprender. Para esto se puede hacer una integración curricular interdisciplinaria, que posibilite a través de actividades, proyectos y desafíos incorporar estas habilidades.

Esto no sólo enseñará a nuestros alumnos a trabajar en equipo, sino que también igualará la cancha con respecto a lo que en otros países ya se está haciendo.

Carolina Rivera Yévenes

Directora ejecutiva - ONG Innovacien