Jueves, 14 Mayo 2020 14:00

Coronavirus refleja la necesidad de incorporar la tecnología en las salas de clases y reducir la brecha digital

Escrito por

Hoy por hoy, nadie discute la necesidad de quedarse en casa. Ya sea de forma obligatoria o voluntaria muchas familias, cuando han podido, han cambiado la oficina por el living como una forma de reducir los contagios y no exponerse innecesariamente al Coronavirus.

Con esto, se sumaron medidas del Estado, como la suspensión de clases que se concretó el pasado 16 de marzo. Y si ya muchos trabajadores comenzaron a verse enfrentados al trabajo a distancia y a aprender, en tiempo récord, el uso de ciertas tecnologías, esta realidad no escapó para el cuerpo docente de la mayoría de los colegios de Chile y para sus alumnos.

David Leal, Director Ejecutivo de ONG Innovacien, explica que la brecha digital en Chile es un tema que se ha venido hablando desde siempre pero, pese a eso, no se han adoptado medidas concretas para su reducción. “De la misma forma la falta de conocimientos en tecnología y su uso es algo que afecta a todos y todas por igual. No discrimina en edad, ocupación o sexo. Por lo mismo hoy vemos que ante nuevos escenarios urge que las personas puedan usar adecuadamente las tecnologías, ya que como hemos visto en muchos de nuestros programas, hay jóvenes que usan a la perfección TikTok pero no saben cómo enviar un email”, comenta Leal.

Así, si antes muchas organizaciones como ONG Innovacien, junto a profesionales de distintos rubros venían advirtiendo de esta situación, hoy la realidad quedó totalmente al descubierto.

Como explica Luz Pacheco, de Corporación Aprender, desde que se inició la suspensión de clases han tenido dificultades para entregar contenidos a los alumnos de la red de colegios que administran.

Si bien, con el paso de los días han ido logrando adaptar los procesos educativos del aula, fuera de ésta, y han comenzado a entregar fichas junto con material del MINEDUC, también han comenzado a trabajar a través de Internet.  ¿El problema? No todos los alumnos tienen un computador en la casa o tiene conexión a la red, lo cual ha afectado el aprendizaje considerablemente.

“Pese a esto, Internet sigue siendo la herramienta para contactarse con una parte importante  de alumnos y alumnas, por lo que hemos solicitado capacitación a nuestros docentes. Algunos de ellos no tienen gran dominio tecnológico, lo que no les permite acceder con facilidad  a plataformas buenas y gratuitas que están liberadas en Internet y que servirían de apoyo para este proceso, pero estamos en eso capacitando y apoyándonos de todos los recursos que ofrece la web, el Mineduc y otros”.

Por lo mismo, Luz Pacheco cree que, al volver a la normalidad, se intencionará para que haya un cambio enorme en esto y el Estado deba invertir en tecnología, Internet y computadores para los alumnos de sectores vulnerables, porque ya quedó claro que frente a crisis y emergencias la tecnología puede y debe ser una gran aliada que permita seguir funcionando y educando, pese a la adversidad.